lunes, 12 de septiembre de 2016

Mis consejos de rentrée

En Carmen Montalbán hemos disfrutado del verano: Hablamos de los efectos del sol informando de cómo exponerse sin peligro, de los cuidados que nuestro organismo necesita durante los meses de más calor... y ahora vamos a hablar de la rentrée.

¿Por qué al volver de vacaciones nuestra piel se reseca, se vuelve gris y opaca y a los pocos días perdemos el moreno que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir?

En pocas palabras: por que se nos cae!

Los melanocitos de los que hemos estado hablando en otro post ya han recibido los rayos ultravioleta del sol y han producido melanina que al actuar como un protector solar natural, se oscurece y nos broncea.
Si no mudáramos la piel constantemente, nos mantendríamos siempre morenos, pero al dejar de actuar la melanina se produce un envejecimiento oxidativo que vuelve la piel apagada, pueden incluso aparecer manchas y el odiado acné estival.

Esta capa más superficial de la piel es donde se acumulan todas las células muertas de las que desprendemos 1 millón cada 24 horas. Las células de piel vivas se esconden en las capas inferiores mientras que la capa externa se convierte en un cementerio de células muertas que van progresivamente desprendiéndose y depositándose por nuestras casas en modo de polvo.

Para recuperar la luminosidad y el tono uniforme en esta época del año recomiendo para la cara, hacerse limpiezas osmóticas, tratamientos a base de ácidos o de punta de diamante que consigue una exfoliación muy profunda sin químicos. 

¿En casa? Prepárate una mascarilla de yogur natural añadiendo una cucharada de miel y el zumo de medio limón. Aplícala por rostro, cuello y manos y déjalo actuar 15 minutos. Con esta mascarilla casera tan económica conseguirás purificar la piel, arrastrar las células muertas mientras hidratas tu rostro.

Para el cuerpo y la sequedad de la piel recomiendo ponerse mucha crema hidratante y así mantener el moreno más tiempo, pero una vez perdido hay que exfoliar para que esas células muertas abandonen el estrato córneo y la piel se oxigene. Después hay que volver a hidratar la piel para renovarla y que recupere su luz. 

Y mi último consejo de este post: Tómate tu tiempo.

La vuelta al trabajo o a las labores cotidianas debe ser progresiva, así que busca tiempo para tomar algo con los amigos, sal a cenar, descansa, visita tu centro de estética y haz ejercicio para liberar las endorfinas de tu organismo y vivir esta rentrée de la manera más saludable posible.


viernes, 15 de julio de 2016

Mis 5 consejos para cuidar tu piel antes y después de las vacaciones

Supongo que este post os resultará familiar. Todas las revistas, blogueras, programas de radio y televisión etc.. están en alerta máxima intentando concienciar a la gente de los efectos nocivos del sol e intentando vender algo, de paso.

Y tú que estás deseando tumbarte a la bartola sin preocuparte por nada más que por que ese vaso de tinto de verano no se acabe...!!!
¡¡¡Que me dejen en paz con tanto selfie de trasero y con tanta protección...!!!

Puede que lo que te vaya a decir, por tanto, te suene de algo, pero es muy importante que tomes nota al menos de estos cinco consejos y que te los apuntes como "must" de este verano:

LOS 5 IMPRESCINDIBLES PARA CUIDAR TU PIEL EN VERANO

1- Para que la piel acoja sana los productos solares y sus rayos, es imprescindible hacer las maletas con la piel muy limpia y exfoliada. Tanto cara como cuerpo. Si no, los poros se "colapsan" e intentan expulsar esa saturación de la piel dando lugar al temido ACNÉ ESTIVAL.




2- Mientras nos exponemos al sol hay que evitar las horas en las que tu sombra sea más pequeña que tú, es decir, de 12 a 18h aproximadamente. Y siempre utilizando la crema más adecuada para tu tipo de piel con el grado de protección necesario y con las aplicaciones que marque tu esteticista (normalmente cada 20 minutos).

3- No hace falta estar cual lagarto horas y horas al sol, ¡con 20 minutos basta! y nunca exponerse más de 1 hora. Tu piel va a seguir bronceándose aunque estés a la sombra como te conté en un post anterior, así que a disfrutar del chiringuito!!

4- Al llegar a casa, límpiate bien la piel e hidrátala. Bebe agua en sorbitos pequeños y ensalivándola para eliminar bien toxinas a la vez que le das a tu cuerpo el líquido que ha perdido durante el día. Por la noche una buena crema antioxidante.

5- A la vuelta, hay que volver a hacerse una limpieza en profundidad de la cara y seguir hidratándose mucho. Es muy importante para poder mantener ese  bronceado uniforme y sin manchas que hemos conseguido siguiendo estos consejos.


Espero que te lo apuntes y me hagas caso. A la vuelta me cuentas;)

Disfruta de tus vacaciones y nunca te olvides de tí!!!

viernes, 24 de junio de 2016

La novia más feliz

Muchas son las mujeres que pasan por mi centro justo antes de caminar por el altar de su vida en pareja. Sea como sea, todas vienen con un ingrediente común: Los nervios.

Tenemos muchos protocolos preparados para cada una de ellas, especialmente diseñados para que sus pieles luzcan radiantes, hidratadas y bellas. De lo que no disponemos es del don de la felicidad, y aunque me gustaría ser capaz de diseñar el protocolo "vas a ser feliz para siempre" o "todo va a salir a pedir de boca", sólo puedo hacer lo que sé.

Llegan al centro corriendo, delgadisimas, muy muy nerviosas, sin tiempo para nada, enganchadas a su smartphone como si el resto de su vida dependiera de un "bip", con la cabeza puesta sobre sus hombros por casualidad. La mirada perdida en el mundo que las rodea, tan importante y necesario para que en ese día salga todo bien: El catering, las mesas de los invitados, las flores, que no llueva, el vestido que antes las encantaba y ahora, después de veinte pruebas, ya no tanto... la despedida de soltera que resultó un fiasco, la madrina que quiere todo el protagonismo... vamos, lo normal.

Les pido que paren, les acaricio la piel joven para hacerles entrar en sí mismas. Nada es tan importante, todo pasa, les digo. Ahora tienes que relajarte, descansar. Olvídate de todo lo que no seas tu y déjate mimar.


En la cabina, preparada especialmente para ella, le esperan unas flores. Al entrar en ese espacio sereno, en penumbra, con la música adecuada para dormir al cerebro, cálido... entra en sí misma. Ese es su momento y lo va a disfrutar.

Sigue emocionándome cuándo en medio de un masaje facial noto como una lágrima se mezcla con el producto que le estoy aplicando consciente de que voy consiguiendo que esa mujer encuentre una hora de paz entre tanto estrés. Sigo disfrutando al ver el resultado de mi trabajo, cuándo se incorpora y se mira al espejo con un rostro renovado, revitalizado y feliz. Noto como la tensión ha desaparecido y esa persona vive ese momento de su vida de una manera placentera, estable y sana.

Pero el éxito no es sólo mío, sino de ella. Encontrar entre tanta actividad un oasis de tranquilidad depende, tan solo, de decidir hacerlo.

¿Qué más dá todo lo demás? Lloverá o no, el vestido será un acierto o molestará toda la ceremonia, los invitados se lo pasarán mejor o peor, pero la novia será la más radiante y sonriente que jamás se haya visto.

Disfruta de ti. Date tu tiempo. Para que se vea por fuera, hay que cuidarse por dentro.

jueves, 9 de junio de 2016

Hablemos de celulitis


Aunque pensamos que el concepto CELULITIS hace referencia a la acumulación de grasa en distintas partes del organismo, no es totalmente cierto, como tampoco lo es que podamos eliminarla.
   Y ya que he prometido hablarte de las verdades y mentiras de este universo que es la estética, voy a cumplir con mi promesa.

LA CELULITIS surge a partir de un trastorno circulatorio producido o en la adolescencia o en el cambio que el cuerpo de la mujer produce alrededor de los 30 años.

Al no drenar correctamente las células grasas o adipocitos que circulan a través de la sangre, se van acumulando los deshechos de éstas: anhídrido carbónico, agua, potasio, urea, ácido láctico y otras sustancias (con las que no voy a aburrirte), en distintas partes del cuerpo. Imagina una carretera con mucho tráfico dónde los coches empiezan a circular por el arcén y algunos se salen del asfalto y se quedan atascados en el barro. Pues es algo así pero dentro de nuestro organismo.

Esas impurezas que en un principio tenían forma líquida, al acumularse, van espesando hasta convertirse en gel. Esta acumulación unida a la mayor producción de fibras por parte de los fibroplastos, forma un apelmazamiento y produce una tracción que se nota por fuera y es conocida como "piel de naranja".

Dicho esto, debemos saber que hay varios tipos de celulitis y también varios grados y que el 90% de las mujeres lo padecemos (y algún que otro hombre). Está la celulitis que sólo se ve al pellizcar, está la que todavía no se nota pero que abulta la piel, está la que se ve incluso a través de los pantalones y la que duele. Esto significa que el adipocito tiene más o menos cantidad de grasa dentro de él. Lo que hay que conseguir es que el adipocito adelgace, es decir, reducir la grasa que contiene al mínimo. Para esto hay que valorar qué grado y tipo de problema tiene, y no sólo tratar el efecto, sino ir al origen del problema, es decir, la mala circulación.

No existen milagros en estética, por el momento, así que combatir la celulitis es una carrera de largo fondo en el que deportista y entrenador deben dar el máximo de sí mismos para llegar a la meta.

Hay una frase que, en este momento de la lectura, pega todo: "Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: LA VOLUNTAD". Pues bien, la lucha contra la celulitis requiere voluntad para ser CONSTANTE, tanto en casa, como en cabina.

Si decides correr esa carrera, tendrás que plantearte un cambio de vida: Más deporte, alimentación más saludable (no a los bollos), adiós a los ascensores, sacar más al perro... y entonces, podremos ayudarte con la última tecnología y nuestro conocimiento para recomendarte el mejor tratamiento, la crema más efectiva para casa etc.
Recuerda que esto es un trabajo a medias, o a tres;) es decir "TU+YO+TU YO".

¿TU YO? Sí, tu interior, tu voluntad, tus ganas de sentirte bien, porque ahora me voy a lanzar y te voy a confesar lo que he observado con mi experiencia: ¡La celulitis también tiene que ver con los sentimientos!
Ahí va mi formula magistral:

                          ESTRÉS + EMOCIONES NEGATIVAS = CELULITIS.

No creo que me den un premio por esto ni que me denuncien por blasfemia. Es tan sólo un razonamiento al que he llegado después de tanto tiempo combatiendo a este gran "compañero" de la estética, al que he acabado por conocer, comprender y ¡vencer!

jueves, 26 de mayo de 2016

¿Moreno o quemado?


En el pasado, la piel blanca era signo de distinción. Las clases bajas trabajaban el campo y se bronceaban, así que lucir piel transparente quería decir que procedían de familias de rancio abolengo.

 A partir del siglo XX los médicos, conocedores de los beneficios que sólo el sol puede ofrecer al cuerpo humano, comenzaron a recetar "baños de sol" para combatir ciertas enfermedades. Hoy en día sabemos que la vitamina D es necesaria para vivir y sólo se recibe a través de los rayos solares.

Fue en 1923, y por accidente, como suelen suceder las cosas, cuándo la modista Gabrielle "Coco" Chanel embarcó en el yate del Duque de Westminster para pasar unas vacaciones por el mediterráneo. Tras unos días de travesía, accidentalmente se bronceó y al desembarcar y ser fotografiada por miles de periodistas que la esperaban, provocó que el moreno se pusiera de moda en el mundo entero.


Desde ese momento, venimos lidiando con el sol: "Ahora hay que ponerse aceite de coco o de zanahoria para estar negro, ahora con protección total que si no, vas a tener cáncer de piel... " Hemos oído de todo!

Pero lo único realmente sano de ir dando bandazos es que, en algún momento, encuentras el punto medio.

Como decía antes, el sol es bueno, pero con moderación. La vitamina D la recibimos andando por la calle. No hace falta pasarse horas sobre la toalla vuelta y vuelta, como un solomillo.

De hecho, con 20 minutos de exposición directa al sol, es suficiente para que la melagonesis active la melanina que es lo que nos hace coger color. La buena noticia es que, si te vas a la sombrilla o al chiringuito a tomarte una cerveza, tu melanina sigue trabajando y sigues bronceándote a la sombra.

¿Que no te lo crees? ¿Cuantas veces te habrás visto blanco en la playa y al llegar a casa descubrir que ya tienes marca? Esto es porque tu organismo sigue trabajando aunque tu no lo hagas, así de sencillo (Es como cuándo dejas de correr y sigues quemando grasa sentado en el sofá de tu casa;)

¿Y que pasa si me gusta estar tumbado cual lagarto horas y horas al sol?

 Pues pasa que te vas a dañar gravemente la piel. Quizá no lo notes en los siguientes 10 años, pero acabarás sufriendo el eritema producido durante todo ese tiempo de una manera o de otra.

Así que disfruta de la exposición directa al sol de 20 a 60 minutos, ¡NO MÁS! y procura evitar las horas en las que tu sombra sea más larga que tú, es decir, de 12 a 6 de la tarde aproximadamente.
                                                         

Las cremas solares son muy importantes, pero no hacen milagros, así que no vale decir:

- "... no... si llevo protección total!!"

¡CUIDADO! Las pantallas totales protegen, pero no educan la piel, más bien la bloquean. Debemos darle a nuestra piel lo que necesita, no más.

Una buena elección de crema solar protectora dependerá del fototipo de piel, del tipo de sol que se va a tomar y de las horas de exposición; Y siempre es mejor que te aconseje un profesional.

Sigue mi consejo: toma el sol con moderación, que no vas a estar más moreno... ¡sino más quemado!

miércoles, 11 de mayo de 2016

¡Envejecer con dignidad!


Quiero escribir este post para ayudar a todas aquellas personas que, como yo, se espantan al abrir el Hola o cualquier revista dónde desfilan caras operadas, rellenadas, sin expresividad ni vida... ¡¡Que horror!!!

Quiero tranquilizar a todo el que tiene un complejo y, como si recordaran una película del terror más extremo, se remontan a esas imágenes que quedan grabadas en nuestro disco duro, a modo de trauma, sin atreverse a dar un paso en falso, por si acaso...


Entiendo el miedo que surge en el cerebro de todo aquel que piensa por primera vez en someterse a un tratamiento de medicina estética y busca en internet. Me solidarizo con ese sudor inicial en las manos y el tembleque de piernas que produce ver rostros como los de Donatella Versace, Hilary Duff y un eterno etcétera.

Reconozco que a veces me he encontrado con caras de cartón imposibles de tratar o de mejorar, y es una verdadera pena... pero también tengo el placer de ver cómo la medicina estética ha ayudado a muchas personas que conozco, y a clientes del centro, a sentirse mejor por fuera y por dentro. Han dejado atrás complejos y vergüenzas, y han aprendido a envejecer con pausa y dignidad.



   Por este motivo he asaltado, entre paciente y paciente, a nuestro "gurú" de la medicina estética, el Dr. Antonio Licitra, y he apelado a su sinceridad para poder compartir con vosotros las verdades y las mentiras a las que nos vamos a enfrentar si decidimos dar carpetazo a nuestros miedos para ponernos en manos de un buen profesional.


- Dr. Licitra, ¿Por qué nos da tanto miedo la medicina estética?




- La medicina estética es medicina, y de por sí, la gente la teme... pero sobre todo, han visto muchas exageraciones, deformidades de rostros, caras inexpresivas tratadas por médicos que no hacen las cosas como deberían hacerlas. 
  Lo ideal es la NA-TU-RA-LI-DAD. Los tratamientos cuyo mayor éxito radica en que simplemente te digan: que buena cara tienes, que guapa estás... pero nada exagerado. NO a las "muñecas peponas", NO a las exageraciones y SI a una expresión natural del rostro.

- ¿Entonces, consideras que la arruga es bella?


- En algunos tratamientos dejo siempre algo de arruga para que se vea más natural. En el bótox hay que elegir entre una ceja que se mueva con una pequeña arruga sobre ella que una frente plana sin movimiento ni expresividad. Sí,siempre recomiendo dejar esas pequeñas arruguitas.



- ¿En qué complementa la medicina estética a la estética, o al revés?


- Las cosmetólogas y las esteticistas que trabajan bien, consiguen mejores resultados combinando ambas ciencias que cada una por separado. Queda muy bien un rostro modelado por un médico con una bioplastia facial, con un retoque de pómulos o unos labios bien hechos pero ¡cuidado!, luego (o antes) hay que hacer tratamientos para esa piel: Hidratarla, quitar manchas, impurezas, revitalizarla.

  Una piel bien cuidada gana en elasticidad, cicatriza mejor. Es una piel más viva. En medicina estética no podemos dar luminosidad, como en estética hay arrugas o imperfecciones a las que no se llega.

- ¿Hay un momento en el hay que decir: BASTA?


- Si, sin duda. Normalmente ese momento lo marca el propio médico (siempre que sea honesto). Yo, por ejemplo, tengo muchas pacientes que si fuera por ellas, estarían todos los meses haciéndose algo, pero yo les digo: Mira, NO. No te quedará bien... 

  Hay que saber que el éxito está en la honestidad, no en querer vender a toda costa.
  También marca ese BASTA el sentido común de cada uno o la profesión a la que se dedique. No es lo mismo una persona que vive de su imagen que una persona que trabaje en una oficina.
Pero SI, es fundamental saber decir HASTA AQUÍ.


- ¿Y si lo que me he hecho, no me gusta?


- Es imposible que no guste siempre que esa persona se haya puesto en las manos adecuadas y los productos que se hayan utilizado sean de buena calidad. Los resultados están asegurados.


No puede no gustar. Hacemos modulaciones de nariz y de pómulos y nunca exageramos. Seguimos un criterio que consiste en que siempre hay tiempo para mejorar o para poner más producto, por lo que nunca nos pasamos. Mientras se está aplicando el producto, el paciente puede ir viendo como está quedando, y en una segunda sesión se hacen los retoques, si son necesarios.


No obstante, se pueden hacer tratamientos temporales: El bótox dura de 4 a 5 meses aproximadamente, el relleno de labio dura de año a año y medio, el relleno de pómulos dos años... y luego se repiten los tratamientos. ¿Que no los puedes repetir? Siempre estarás mejor que si no te lo hubieras hecho. El ácido hialurónico hidrata, redensifica. Las arrugas se habrán marcado menos en ese espacio de tiempo, así que, aún habiendo pasado el efecto buscado por el tratamiento, estarás mejor. La gente piensa que si no se lo puede volver a hacer, la cara se le cae, y eso no es cierto.



- ¿Que pasa cuándo se elige al más barato?


- El precio que se le da a un paciente dependerá siempre de la calidad de los materiales que se utilizan, la durabilidad y de la cantidad.


Si nos referimos al bótox, hay tantos tipos de toxinas butolíticas como de refrescos de cola. Si comparamos Coca Cola, Pepsi, la cola de Carrefour... cada una tiene un precio diferente.

Mi consejo es que en temas de salud hay que buscar siempre las mejores calidades.

También es importante y cambia el precio del tratamiento, la durabilidad del producto. Pueden ponerte un ácido hialurónico que dure 8 meses o el que dura 2 años o 2 años y medio. Obviamente, este segundo, es más caro.


La cantidad del producto que se utiliza es directamente proporcional a un precio más caro y a la naturalidad. Si quiero hacer un tratamiento más natural, deberé profundizar más y utilizar más producto para que se vea menos en superficie. Es más duradero y el resultado más natural... pero más caro.


Mi consejo: No vale la pena escatimar en medicina estética. Ahí están los arrepentimientos.



- Dinos qué mentiras has oído sobre tu profesión que pretenden engatusar y convencer:


- Hay una mentira muy grande: El bótox es un veneno, una toxina que paraliza. Yo he escuchado y he leído barbaridades en revistas que afirmaban que "te inyectan bótox y se te paraliza un brazo".

Para un tratamiento completo de bótox en toda la cara se utilizan como máximo 40/50 ud. que si se lo inyectara directamente en vena, no tendría ningún efecto sobre su organismo.
En niños espásticos se utiliza toxina butolítica para conseguir los defectos musculares de contracciones inadecuadas, y ahí se utilizan de 500 a 700 ud. dos veces al año, y ni es tóxico ni al niño le pasa absolutamente nada

Otra gran mentira es la que he comentado antes. Si yo no puedo repetirme el tratamiento al acabarse el efecto, ¿Se me cae la cara?¿Me van a aparecer más arrugas que antes?¿La piel se me va a quedar más estirada?... No, la piel va estar más nutrida, hidratada y nutrida.



Creo en la estética, vivo por ella, pero reconozco que hay ciertos defectos o imperfecciones que el cliente quiere mejorar y a los que sólo se puede llegar a través de la medicina estética. Eso sí, siempre recomiendo no escatimar en precio y ponerse en manos de un buen profesional.

jueves, 28 de abril de 2016

El agua y tú.

El agua y tú




  ¿Que pensarías si te dijera que el agua puede hacernos bellos, felices y sanos?

   ¿Creerías que le estoy dando demasiada importancia a un elemento natural del que estamos hechos en un 70%?

  Durante mi trayectoria como profesional de la estética y tras investigar mucho el comportamiento de la piel y del organismo, entendí que la deshidratación era uno de los mayores enemigos del cuerpo humano. Las pieles se avejentan, pierden elasticidad y vitalidad. El agua es vida!

 Un día llegaron a mis manos los estudios del Dr. Lee H. Lorenzen a través de un libro que recomiendo muchísimo: Los mensajes del agua de Masaru Emoto.
 Este libro me pareció revelador y me ha ayudado mucho en mi trabajo y en mi filosofía personal que aplico a cada cosa que hago. Voy a intentar resumir el mensaje que recibí y que ha marcado tanto mi trayectoria profesional.

Como he dicho anteriormente "El agua es vida". Estamos hechos de agua y es innegable la importancia que este elemento tiene en la vida, tanto del hombre como de la naturaleza.
El agua ocupa el 70% del planeta, la misma proporción que en el cuerpo humano. La encontramos en forma de mar, ríos, corrientes subterráneas, hielo, nubes... todas esas formas son de agua.
El problema es que no todo el agua es pura o está limpia. Responde a agentes externos como la contaminación y la polución... responde hasta al ruido!

 Masaru Emoto encontró una máquina con la que conseguía formar cristales congelados de agua y los fotografió. Elegía agua de manantiales puros, de distintas ciudades, agua de montaña y de pozos ... y los cristales eran totalmente diferentes!

Aquellas ciudades con más contaminación y ruido tenían un agua incapaz de formar cristal, en cambio, las aguas más tranquilas y limpias formaban verdaderas maravillas.





















Agua del manantial de kobo, Japón

 Impresionado por los resultados, decidió recoger muestras de agua y las sometió a diferentes estímulos musicales. Curiosamente, la música de sanación hacía que el agua cristalizara formando formas preciosas, mientras que la música Heavy no era capaz de hacerlo.

 

"canción de despedida" de chopín           música heavy

 El Sr. Emoto no podía parar, estaba entrando en un mundo mucho más grande de lo que esperaba encontrar. La pregunta no tardó en hacérsela: Si estos factores afectan así al agua, ¿Cómo afectarán a nuestro cuerpo si es un 70% de agua?

 Pronto se le ocurrió intentar someter al agua a los sentimientos. Parecía algo místico e improbable, pero no perdía nada, y ... Bingo!!!

De una misma muestra de agua, rellenaron dos recipientes. En uno de ellos escribieron la palabra "Gracias" y en el otro "te voy a matar". El resultado hizo llorar a todos los que estaban delante y participaban en el experimento. Lo hicieron con muchas palabras más: Amor, dolor, ángel, me das asco,demonio, estúpido, alma... y en todas las muestras expuestas a palabras negativas los cristales eran deformes y oscuros. Las palabras bonitas, en cambio, creaban formas preciosas, llenas de luz y belleza.

 ¿Como no iba a afectar esto a mi trabajo, conociendo lo que el amor, la paz y la calma, la música relajante y sanadora, los pensamientos y palabras positivas podía ayudar a mis clientes?

 Somos lo que comemos, lo que oímos, lo que bebemos y lo que sentimos. Somos belleza.